abril 23, 2005

Muhammad Yunus

Ayer estuve en una conferencia dictada por Yunus, en la cual nos contó cómo y por qué surgió el Banco de los Pobres - Grameen Bank-. Resultó interesante conocer a través de su fundador tan noble institución, como también plantear tan claramente lo contradictorio que es la realidad con la teoría económica. Asimismo descubrir que las actividades del Banco, no es sólo el microcrédito, sino que han surgido interesantes propuestas para superar la pobreza. Y una de las últimas cosas que me quedó fue lo fácil que es subvalorar a tantas personas, sólo por su condición socioeconómica.
Esto finalmente redunda en una débil democracia, muchas veces olvidamos que la democracia tiene, dentro de sus derechos, los políticos, sociales y civiles. Creo que nos hemos olvidado de los sociales, aquéllos que hace referencia a un acceso a salud, educación, entre otros. Puesto que estamos insertos en un sistema económico liberal mal interpretado. El liberalismo entendido de acuerdo a los últimos teóricos, es imprescindible para un buen funcionamiento del sistema liberal la existencia de un estado similar desde el cual iniciar todos.
Por lo tanto es un error sostener que el liberalismo carece de un soporte 'social', en ningún punto el liberalismo sostiene que todo debe dejarse manejar libremente. Ni tampoco el reino absoluto del mercado. Hay un rol del Estado para que todos partan de un mínimo similar para sus integrantes, de algún modo es el Estado quien debe velar para que todos tengan un mínimo, con el cual pasan a formar parte del sistema liberal, asimismo el Estado, podría, resguardar que ese mínimo se mantenga si o si. Aunque en este punto aún no hay una respuesta clara.
Por último esto implica crear una conciencia de ciudadanía, lo que implica una exigencia de derechos que pueden ser inherentes, innatos o se adquieren por el solo hecho de ser nacional. Y no entender la ciudadacía únicamente con la capacidad de escoger productos, eso se acerca más a asimilar ciudadano con consumidor, sino que implica también un empoderamiento de la sociedad civil, es decir, dar a los ciudadanos poder para participar en la toma de decisiones del Estado. Pasar de una democracia plebiscitaria a una deliberativa.

abril 13, 2005

Tomorrow, is never

¿are we going to talk tomorrow?
We are going to talk tomorrow
¡we will talk tomorrow!

Ok, tomorrow is tomorrow

C'est fini

Bon ben... Je n'ai pas compris.


Quand une porte ferme unes autre ouvertures.


C'est la vie... long et fort

Sos Grande!!!

Bueno si es así y te hace feliz lo único que te pido es que te cuides mucho tu corazoncito que es muy lindo y delicado y no me gustaría que te hicieran sufrir te quiero tanto amigo...

Estas son unas líneas de un correo de una amiga, el cual me hizo pensar mucho.

Let´s go to sing

I'm lying here on the floor where you left me
I think I took too much
I'm crying here, what have you done?
I thought it would be fun

I can't stay on your life support, there's a
Shortage in the switch,
I can't stay on your morphine, cause it's making me
Itch
I said I tried to call the nurse again but shes
Being a little bitch,
I think I'll get outta here, where I can

Run just as fast as I can
To the middle of nowhere
To the middle of my frustrated fears
And I swear you’re just like a pill
Instead of makin’ me better, you keep making me
Ill
You keep making me ill

I haven't moved from the spot where you left me
This must be a bad trip
All of the other pills, they were different
Maybe I should get some help

I dont know anything

Sometimes I want to forget you, sometimes I want to be with you, now I think that I prefer... I prefer... I dont know what I prefer now. After to talk with you, only think in meeting new people, about concentrating me on to do other things.
I dont know if I want to see you again, only I know that I don't want to cry. I feel that I did everything that I felt. I'm not sure if I've mistaken, I don't know it. And maybe I won't know it, however, now it isn't important. I'm thinking in a song of Pink, Just like a Pill. Think that I'm the person who is singing.
Now Im smiling, because the first time when I heard this song, I was with a friend, and this moment was fantastic, unforgettable. I still remember it, like if has been yesterday. The car, the night, we heard it three, four times, maybe more times. When I came back to my house, I went inmediately to my pc to download it. I tried to learn the song, each word. But I didn't think in his sense.
Now its different, I repeat, I feel that I'm who wrote this song. I've always said, if somebody is making ill, you have to leave him. But, when you are the person, when you are in his shoes... its hard. How many times I did it. But, my tolerance has end. I suppose that it's the moment. I've deleted his movil numbers (however, I have the card, yet). I promess don't call him again.

See you as soon as possible.
KM

abril 10, 2005

Trabajo y trabajo

Hoy me he dedicado a trabajar, he estudiado para mi tesis, y ahora me dispongo a trabajar en la ayudantía, aunque conversé con mi compañero quien me dijo que las pruebas estaban más bien malas. Supongo que no estudiaron, ya que en verdad era algo fácil.
Acabo de leer algo de Andrew Sullivan, el que como siempre recomiendo -www.andrewsullivan.com, estuve leyendo una columna sobre el 'supuesto' triunfo de las minorías sexuales. Critica puesto que sostiene que el matrimonio es un derecho garantizado por la Constitución, en consecuencia no hay cabida para una diferenciación entre unión civil y matrimonio. Esto, claro está, es una visión estadounidense, puesto que cada país tiene una Constitución diferente, por lo tanto los derechos que ella resguarda son distintos. En el caso nacional el matrimonio es definido como la unión de un hombre y una mujer. Por lo tanto no es un derecho extendible a las minorías sexuales, para que éstas contraigan este vínculo. A menos que se reforme la definición del vínculo. Lo cual no veo posible en un futuro próximo. Ayer la candidata progresista Michelle Bachelet decía que estaba de acuerdo con la unión civil, no con el matrimonio. Por lo cual en la próxima adminitración no se verán cambios. Ya que como es de suponer Lavín, no legislara, si en 1999 no estaba dispuesto a legislar sobre el divorcio, a pesar, de que en esa fecha era un 'problema real de la gente', menos lo haría con un tema que aborda al 10 por ciento de la población, lo cual según creo, también lo convierte en 'un problema real de la gente'. En el caso de Soledad Alvear, las posibilidades de que triunfo son escasas, y no está dentro de su programa el legislar el tema. Hay que recordar que cuando se iba a presentar ante la comisión de derechos humanos de la ONU, una moción patrocinada por Brasil para integrar la sexualidad como un derecho humano, Alvear, entonces canciller dudó demasiado y la posición de Chile nunca fue clara.
Creo que la única persona que podría haber liderado este 'cambio cultural' como lo definió era Ricardo Lagos. Sin embargo, se conformó con el divorcio, ya que 'el país no está preparado para el matrimonio gay'.
Es de esperar que al menos fructifique el proyecto de unión civil que fue presentado el 2003 en el congreso con el patrocinio de diputados de todos los partidos, con la excepción de la UDI, cosa que no ha de sorprender a nadie. Proyecto, por cierto conservador. Sólo apela a regular los bienes.
Por mi formación católica, y por mis escasos conocimientos históricos, por lo cual me puedo equivocar.
El matrimonio como lo entendemos actualmente tiene su origen en el cristianismo, no conozco que se hable de matrimonio con anterioridad al advenimiento del cristianismo. Y es Jesús quien le da el caráter sagrado, y posteriormente la Iglesia Católica lo eleva a sacramento. Y se establece que es la unión de un hombre con una mujer con ciertos fines, la mutua protección, la procreación, entre otros. Por lo tanto, el matrimonio entendido en su concepción primitiva y que aún mantiene el cristianismo, no todas las iglesias, no puede ser concebido como una unión entre dos personas de un mismo género.
Asimismo, en la concepción cristiana, en la celebración del matrimonio quienes actúan como ministros, son los mismos contrayentes de este vínculo. Y el sacerdote o diácono sólo actúa como testigo. En consecuencia, el matrimonio es la voluntad de dos personas, hombre y mujer, para vivir juntos.
Ahora, hay una separación Iglesia Estado, desde el siglo XIX y en otros lugares desde el siglo XX. Proceso de secularización y laicización. Asimismo, existe una evolución en la humanidad, y por lo mismo en los conceptos. En ese sentido, se podría entender que es posible la extensión del matrimonia a dos personas de un mismo género. Pero ante este cambio, veo que hay un problema, el primero es que el matrimonio, sea visto religiosamente o no, tiene como uno de sus objetivos la procreación, o al menos la crianza. Por lo tanto, sería aceptable que un matrimonio de dos personas de un mismo género adopten. Aquí, como lo dije anteriormente, se enfrentan dos derechos, el de los niños y el de la pareja, o individuos a criar. Sostengo que el derecho que prima es el de los niños a formarse y criarse en una familia heterosexual. Creo y sostengo que la convivencia de dos personas de un mismo género constituyen una familia, y sin adjetivo. Es decir, no es una familia diferente, ni no tradicional, sino que es una familia.
Con esto quiero decir que las parejas de un mismo género tienen que optar por una figura diferente al matrimonio, sea ésta una unión civil, en la cual se resguarde todos los derechos.

abril 06, 2005

El Mercurio miente

Hace algunos días, mientras practicaba natación, el instructor se acercó y me dijo que lo estaba haciendo bien, que sólo tenía que mejorar unos pequeños detalles. Esto sin duda que fue un aliciente para continuar esforzándome, y tratar de mejorar.

Si una persona realiza bien su tarea ¿cuántas veces somos capaces de decirle, “hey lo hiciste bien”?, ¿cuántas veces la felicitamos?, creo que son pocas las ocasiones en que lo hacemos, más bien pensamos ¿a que se debe que lo haga tan bien? Debe haber algo extraño en ella, algo turbio. Además, si la felicito puede creerse el cuento de que es la mejor, y eso no me gustaría.

En fin, son muchas los argumentos que podríamos presentar para no felicitar a otro. Pienso que debemos ser capaces de mirar más allá de la mera competencia, que tantas veces nos enceguece, y no nos permite ver las cualidades en los otros. Si fuéramos capaces de quitarnos el estigma de sociedad chaquetera, la cual busca opacar los avances del compañero, seríamos mucho mejores de lo que actualmente somos y nuestros logros se multiplicarían. También se obtendría un ambiente de trabajo, estudio, o amistad mucho más grato, y se fortalecería la cooperación entre nosotros.

Este cambio sólo depende de nosotros, en nuestras manos está la posibilidad de dar alicientes a nuestros compañeros, amigos y familiares, y la respuesta que obtendremos del otro será una sonrisa, la cual nos alegrará todo el día y sin duda será mejor y mayor que el aliciente que dimos en un primer momento.

abril 05, 2005

Claudio el cronocida

La incertidumbre aún permanece. He tratado de evitarla, obviarla y desviarla. Para ello bajé unas canciones, las escuché, canté y casi memoricé. Escribí en el fotolog de un amigo, quien recomienda unos cantantes, de quienes bajé unos temas y no eran muy buenos, así que en gustos musicales no tenemos muchos aciertos.
Recordando otros 'famosos' que tuvieran blogs, revisé el de José Miguel Villouta, (josemiguelvillouta.blogspot.com). Leí algo de lo que tenía escrito, debo reconocer que a veces son bien largos sus post, incluso más que los míos.
En una parte de su blog cita Sullivan, y recordé a Andrew Sullivan (www.andrewsullivan.com) un gay vih+ desde hace 10 años, y se mantiene con las visitas a su sitio, que es bueno. Hay contenido en su web, acabo de leer algo que escribió sobre Terry Schiavo, queriendo salir del caso particular, y abordando el tema de fondo. Se pregunta si ¿vale la pena o es necesario mantenerla con vida?, si tienen tiempo léanlo.
Ahora me voy a leer un rato, continuando con mi cronocidio, pero al menos me culturizaré conociendo y disfrutando a uno de los grandes de las letras chilenas, e incluso latinoamericano. Bolaño, ¿quién más?.
Mientras les cuento mi futuro no puedo dejar de recordar dos anécdotas relacionadas con Bolaño. La primera sucedió mientras estaba participandod en misiones de la UC en el sur. En una localidad un poco aislada, sin muchos diarios, ni acceso a lo que pasaba en el mundo. Uno de esos días me encuentro con otros misioneros, estudiantes de periodismo y ciencia política. Uno de ellos comenta: murió Bolaño, y el otro reponde-pregunta, ¿quién era?, su interlocutor: Chespirito, nunca recibió el órgano para el trasplante en España.
Periodistas, no?
No comment.

En otra ocasión, después de practicar natación me junté con mi hermana para ir a comer con unos amigos de la Universidad. El lugar era la estación de metro. Me llama y avisa que está en la estación anterior a la acordada. Veo el tren, las puertas se abren y mi hermana, me ve y nos subimos inmediatamente al mismo tren. Entonces aparece frente a mi, una persona en sus 20 años, vestido de negro, alto, quien llevaba en sus manos un libro, Bolaño. Pero no uno de sus libros, sino uno que lo analizaba.
Seguí conversando con mi hermana, y llamaba a mis amigos para ajustar los últimos detalles de la comida. Mientras las miradas se comenzaban a cruzar. En las estaciones siguientes el carro se desocupaba. Se apoyó en las puertas que dan al túnel, y al lado de él hubo un espacio. ¿Yo o mi hermana?. Le dije que se colocara al lado. Así nuestras miradas seguían cruzándose.
Mientras conversaba con mi hermana, sentía que él nos escuchaba. A ratos se reía. No podía recordar los nombres y eso él lo notaba. Y sus labios volvían a sonreír.
Estamos atrasados, le dije a mi hermana. Tendremos que correr, insistí. No quiero, estoy cansada, y han pasado años sin hacer deporte. Lo siento, lo vas a tener que hacer. O si no perderemos la reserva.
Faltan dos estaciones. Nuestras miradas seguían cruzándose. Al igual que las risas.
Ya, nos bajamos en la estación siguiente.- dije.
Con mi hermanaba trataba de no olvidar a los comensales, los repetíamos una y otra vez. Y en una de esas ocasiones se levanta un dedo, y escucho un: ¿y yo?. Lo miré, era una mirada que invitaba a decirle: vamos. Los ojos reflejaban ternura, quietud y alegría.
Mi hermana estaba ahí, no podía invitarlo así sin explicárselo. Con mis amigas no había problema. Sólo atiné a mover los hombros, queriendo indicarle: no puedo, pero quiero.
Las ganas de entregarle una tarjeta, de pedirle su número, su nombre estaban presentes. Y mientras nos aprontábamos a bajarnos se escucha un: suerte, que no lleguen tarde. Frases que aún permanecen en mi memoria. Y sin duda fueron esas palabras las que nos permitieron llegar a hora.
Y tal vez por eso lea a Bolaño, una manera de recuperar gratos momentos.
Ahora los dejo, me esperan unos...
Detectives Salvajes.

Incertidumbre... si hoy fuera mañana.

cricricri...
Hoy ha sido agotador, en todos los sentidos que pueda tener el adjetivo. En la mañana mucho ejercicio, el profesor nos 'agotó' con la rutina. Correr, abdominales, flexiones, saltos, elongaciones y todo lo que pueda hacerse.
Después hacer unos trámites en la Universidad, la infaltable burocracia. Comer más o menos a la rápida, aunque la compañía de unas se agradece y valora. Una vez que terminamos de comer partí corriendo a las conversaciones de inglés, las que estuvieron relajadas a ratos, aunque en otras ocasiones no lo fueron. Tratar de pensar en inglés es duro.
Cuando se terminó el pensar en inglés a una reunión con un profesor, pidiendo que se terminara rápidamente. Puesto que quería llegar a casa, y antes de las 18, eso era lo importante. Un saludo rápido a mamá, encender el computador, conectarse al msn... y encontarse. Sólo era necesario decir: llegué, y debía sonar el teléfono. Pero no. Las palabras fueron breves, cortas y sólo apuntaban a un estoy apurado, me quiero ir.
Será... ya poh... fueron mis palabras que acusaban resignación y aburrimiento. Algo de cansancio. Sin embargo, el sentimiento predominante fue preocupación y comprensión. Sólo me importaba saber qué pudo haber sucedido. Las ganas, las intenciones de apoyar, si fuera necesario era lo que imperaba en mí.
No aguanté más. La incertidumbre es mi karma, es algo inevitable, casi incontrolable.
Si en algo me pudiera ayudar preguntárselo lo haría. Sin embargo, si no sonó el teléfono será porque no quería hablar. Entonces ¿para qué llamar?...
Lo hice, no sé si fue bueno o malo, correcto o incorrecto, sólo lo hice, me nació, lo sentí. Sí tuve un buen día, sólo estaba aburrido, escuché. Luego: mañana hablamos, pero ¿qué?... ¿tenemos que hablar no?... eh sí, pero ¿sobre qué?... no quiero hablarlo por acá. Mejor lo hablamos mañana. ok dije. Y la incertidumbre, creo, es mayor.
Y se mantendrá varias horas más. Ahora sólo quisiera que fuera mañana.

abril 03, 2005

Contra el estrés

Sin duda que el deporte es bueno, ayer estuve toda la mañana ejercitándome, abdominales, trote, flexiones de brazo, y algo más. Y hoy, ascenso del San Cristóbal en bicicleta, tres horas con un amigo. Una vez en la cumbre nos tomamos un buen mote con huesillo, de esos que son típicos, y sabrosos. Onda recuperando las calorías que quemamos en subir el cerro. Después nos cinimos a casa, ya que mi mamá había invitado a Pedro, mi amigo, a almorzar unas muy, pero muy ricas empanadas.
Creo que los días de deportistas me sirvieron para desestresarme, más que para bajar de peso. Porque recuperé las calorías de inmediato, incluso más.
Y bueno, los que quieran ir, el martes es la cicletada de los Furiosos Ciclistas. www.furiosos.cl
Ya muchach@s nos vemos en otra ocasión.

Suerte.