marzo 29, 2007

El que avisa no es maricón....

- Matías me tengo que ir, y es bueno que preparemos el cierre.
- Si, pero para eso necesitamos tiempo. Tienes que ver que te vas a llevar a Francia.
- Si, lo sé.

Fueron alrededor de tres años, en los cuales aprendí mucho, y crecí, quizás sin darme cuenta. Y es acá, en Francia donde siento que ese tiempo fue increíble, fue un crecimiento importante.

- Y qué harás cuando no esté?
- Bueno, he aprendido a recurrir a mí, a mis herramientas para sobrellevar momentos ingratos.

Ambas respuestas eran algo así como las que debía dar, no cabían otras, siempre quise demostrar, -inocentemente- que podía estar bien, que sabía las cosas que tenía que hacer. Que de alguna manera era autónomo.

Pero, no es así. A ratos me bajoneo, no por cosas que me pasen aquí, que reciba algún maltrato o algo así. Sino que por lo que traje desde Chile. Especialmente esos lazos que para mi son importantes, pero no he sentido que hayan sido recíprocos. Siento que yo los traje, pero ellos me dejaron ir, pareciera que ellos dicen: Yo, Claudio se fue; y yo quiero tenerlos todavía aquí conmigo. Quizás soy algo aprehensivo como mi madre, pero creo que no soy el único responsable, no creo haberme creado ilusiones, hubo palabras, hubo tantas cosas, tantas promesas de por medio.

Los recuerdo día a día, esos momentos que vivimos han sido tan importantes, cuando los recuerdo sonrío. Pero también me quedo con un dejo de pena. Pena porque ya no están, no han respondido mis e-mails, ni cartas. Cuando los llamaba decían… Ah justo iba a escribirte, me estaba acordando de ti… y esas cosas, que para mi ya no son más que excusas. Si tanto se acordaban, por qué no escribieron un e-mail preguntándome ¿Cómo estoy?... porque sólo se acordaron de mi para pedirme que les enviara algo desde Europa. A la mierda, cuando estaba en España me acordé de lo que me pidieron, pero de adrede no lo compré. Siempre estoy/aba para sus problemas y necesidades; pero ahora que te necesitaba/o no estás.

Quizás es tiempo de pensar como aquellos, y decir: están allá y yo acá. Es doloroso, triste, pero es sano. Como me dijo un amigo acá, “Puta Yo, Claudio que teni mal ojo”. Es cierto, pero no sólo para el amor, a ratos pienso que también en las amistades. Es duro, pero es necesario cortar lazos que no son saludables para uno; aunque gracias y por Dios que hubo momentos que fueron increíbles.

Yo, Claudio.

marzo 24, 2007

Lagos y Mitterrand.

Uno de los presidentes más importantes que ha tenido Francia fue François Mitterrand, aquel que llegó a la presidencia después de algunos intentos, a quien la derecha y los empresarios le temían. Tanto así que en 1981 cuando asumió la presidencia el franco se desvaloró de manera importante. Era un socialista en el poder, después de Charles de Gaulle, Valèry Giscard d’Estaing, Georges Pompidou. Pero junto con terminar con los temores, en 1988 fue reelegido y celebró con gran pomposidad el bicentenario de la Revolución Francesa, construyó la pirámide frente al Louvre, la Biblioteca Nacional –hoy Biblioteca François Mitterrand-, una nueva línea de Metro, entre otras. Murió en 1996, el año pasado se podían leer sus citas con el siquiatra y se publicaron algunas biografías.

Ricardo Lagos es quizás uno de los presidentes más importantes del siglo XX y de seguro de la segunda mitad de ese siglo, por cierto no hay muchos entre quienes elegir. La derecha temía, el empresariado solapadamente amenaza con no realizar nuevas inversiones. Su primer año en el gobierno vivió una crisis económica. Fue antecedido por democratacristianos, quienes llevaron una política de consensos con la derecha, dictatorial. Hacia 2005 se dijo que tenía que modificarse la Constitución para permitir se reelección segura, no se hizo –lo habrá querido?-. Uno de sus lemas de campaña fue celebrar y preparar en grande el bicentenario de la Independencia, en 2010. Para ello mandó construir una Biblioteca en la capital, a la cual llamó Santiago; a falta de pirámide hizo construir una sala de exposiciones al frente del Palacio de Gobierno, inauguró líneas de metro e inició la construcción de otras, y prometió una reforma en el sistema de transportes.

François Mitterrand, hoy es mirado con recelo, muchos dicen cabizbajos que votaron por él, para luego continuar diciendo que era un mentiroso, que manejaba a la opinión pública, que se juntaba con la derecha en privado, mientras que en público la criticaba, lo único que no se dice es que fue un ladrón.

Ricardo Lagos hoy es uno de los culpables del Transantiago, se le acusa de muchos problemas que están dando a conocer hoy. Se dice que su gobierno sólo fue imagen, que sólo fue discursivo, que casi fue un gobierno exitoso en los medios de comunicación. Se ha dicho de todo, salvo que es un ladrón.

Era sabido que Lagos siente / sentía una gran admiración por Mitterrand, quizás se sentía identificado con él, y por ello quiso emularlo en su gobierno, los ejemplos están a la vista. Sin embargo, creo que vio los éxitos de Mitterrand, pero olvidó que acá –en Francia- existían los septenios y la reelección perpetua, y que Francia tiene más recursos que Chile. Pero por sobre todo pecó de algo que ya advertían los griegos: de soberbia y falta de moderación, ese afán un tanto megalómano que tanto lo caracterizó, "el gobierno soy yo". El problema radicó en la prolijidad de su trabajo, olvidó que las obras de Miterrand son de gran calidad, pero Lagos no quería ser menos, pero finalmente lo fue. Fue esa copia (in)feliz de la Francia.

Un abrazo,
Yo, Claudio.

marzo 21, 2007

Ultima vez?...

Me había prometido no volver a hablar sobre este tema. Pero a veces me ‘traiciona la razón y me domina el corazón, no sé luchar contra el amor’… sí tengo algo de Melancolía, me gusta, me río y mis amigos saben que con ella webeo mucho, pero parafraseando a alguien ‘webea, webea que algo queda’.

La cosa es que mientras estaba en Toledo, por el 12 de febrero, en una tienda enfrente de la Catedral pasaban una canción por la radio. No sé porque, casualidades de la vida, no? Era Mecano, ‘Me cuesta tanto olvidarte’, fue raro, en ese momento miré la fecha, dije ahhh… eres tú… no sabía cuanto tiempo había pasado… me lo recordaste… Fue raro cuando me lo dijiste, pensé que ya lo habías olvidado, como también cuando me preguntaste por qué no había escrito en el blog… es que lo lees?

No quería traerte, quería que te quedaras allá, pero ya sabes mis amigos franceses tampoco te quieren. Lo sabes, siempre me lo dices, quizás con un tono irónico, y hasta disfrutándolo. Te gusta estar presente.

Ayer conversaba con alguien y me preguntaba qué es lo que siento por ti… uff… es difícil. Creo que ya lo sabes, creo que te quiero,… pero también creo que no quiero quererte.

Un Abrazo,
Yo, Claudio.

marzo 03, 2007

Frase.

Hace un buen tiempo alguien me dijo la siguiente frase, cacofónica, por cierto. La cual recién hoy publico, ya que me dejó pensando un buen tiempo, bueno hasta ahora, ya que puede tener mùltiples lecturas. O al menos eso supongo.

Me gustaría que me gustaras, pero no me gustas...
Yo, claramente después de oírla entendí que no había nada que hacer, pero...
Ahora quien lo desee puede agregar las suyas.
Un abrazo,
Yo, Claudio.
PD: Después de varios intentos, al fin soy punto com.

marzo 01, 2007

Efecto centrífugo/peto

Recuerdo que cuando leí a Arturo Valenzuela, éste sostenía que una de las causas de la crisis de 1973 se debió a un efecto centrífugo del sistema de partidos. Es decir, hubo una polarización de los partidos políticos, ahí estaba el Partido Socialista que sostenía el "avanzar sin transar" y la derecha junto a la DC que se rechazaban cualquier negociación con Allende. Quien tanto se jactaba de su muñeca política, la cual cuando la necesitó no existió. Es bueno decir que esta tesis fue discutida por Timothy Scully, para quien le interese.

El punto està relacionado con eso. Percibo, algo obvio, la derecha està desorientada y busca su destino a través del ensayo/error. Y los conejillos de india son los chilenos. Durante el gobierno de Lagos se forjaron los famosos acuerdos Longueira-Insulza, que en su esencia persiguieron una solución de Estado. Y Por consiguiente hubo un efecto centrípeto, es decir, los partidos políticos se disputaron el centro o al menos se acercaron a él.

Hoy por el contrario, sin ser machista, la derecha està en posición de negar cuanto pueda a la Concertación. Dónde estuvo el acuerdo por los (nuevos) escàndalos de corrupción?. Sin ser majadero, y menos con el afàn de defender a la Concertación, pienso que la derecha insiste en el camino equivocado, ser oposición obstructiva y escasamente cooperativa del gobierno. Siento que debería adelantarse, ser propositiva, discutir con el gobierno, pero a partir de algo concreto, algo que sea atractivo. Y no generar un efecto centrífugo en los partidos políticos, el cual por cierto es innecesario y fuera de tiempo.

Es de esperar que se genere un cambio, y que volvamos a una política centrípeta, que es lo sano. Si bien el espíritu de la política de los consensos o acuerdo de los 90 ya no existe, pasemos a una política de la discusión cívica y propositiva. El cual la derecha demuestre que es capz de ser gobierno siendo una oposición responsable con el bien común. Pues como dijo alguien, la derecha cree y està convencida de que serà oposición vitalicia.

Un abrazo,
Yo, Claudio.