junio 29, 2009

Coming out reloaded.

No entiendo esa curiosidad -morbosa- por conocer los secretos más íntimos de los otros. Como si no tuvieran suficiente con los suyos, o será que no tienen la capacidad de detenerse y reflexionar -palabra en extremo superior para éstos- sobre su vida, que recurren a la de otros. O en último caso, no son lo suficientemente creativos, por no decir unos aburridos sexuales -que pena por sus parejas- que buscan algo interesante en la de otros.
Ahora es posible entender la violacion a la privacidad de Cecilia Bolocco. Pero también hay más, nunca he entendido ese sacar del clóset a los otros. Ese rumorear sobre con quién se acuesta su supuesto amigo?. Pero también en la farándula, de decir que tal o cual actor es gay o lesbiana, es relevante?. Por qué ese asombro?. Es que aún piensan que son objeto de estudio? es decir, enfermos.
No, no es así.
Pero lo peor es cuando son los mismos homosexuales quienes juegan a eso, a sacar del clóset a otros. Los mismos que han sido discriminados, pasan a ser discriminadores. Pareciera que hay más estupidez que oxígeno en este mundo.
A fin de cuentas, cada cual hace lo que le plazca con su anatomía.
Sólo nos queda como aprendizaje que existe una clara diferencia entre ser gay y ser maricón.

Un abrazo,

Claudio.