septiembre 25, 2006

Mi primer dia en el Mercado.

Excusez-moi, vous avez de chit?

Pardon! Vous pouvez repeter s’il vous plaît!

En mi primer día en Pézénas, -vivo en tres ciudades- mientras recorría el centro de esta ciudad se me acercó un joven, y me preguntó algo que no entendí. Y yo como no conocía a nadie por estos lados, a lo único que atiné fue a conversar con él. Comprenderán que viviendo solo, cuando alguien me pregunta la hora, me siento muy feliz, pues puedo intercambiar palabras con otro ser humano.
Bueno, la cosa es que este joven tiene 20 años, y es mi vecino, vive a una cuadra de mi departamento. Lo que me preguntó fue si tenía droga, marihuana, o sea…. Será porque soy latino o qué? Le respondí que no, y que tampoco la había probado y que intenciones tampoco tenía. Pero como ya llevaba mucho tiempo sin hablar, me embalé conversando con él. Es parisiense, tiene 20 años, terminó el cole, es drogadicto desde los 15 años, y se gasta la plata del seguro social en drogarse. Vive en el sur con su tía y su primo, a su padre no lo conoce, y su madre lo envió a Pézénas para que se rehabilitara, cosa que no ha funcionado. Aunque me dijo que fumaba y se drogaba menos y que la quería dejar. Ahora no sé si estaba muy consciente, pues los ojos los tenía muy rojos, y recién llevaba un día sin drogarse. También me dio algunas cotizaciones, dos gramos de cocaína vale 60 euros, dos pitos de marihuana 5 euros, LSD y otras olvidé su precio, así que vamos comparando precios.

Baguette,

El día sábado es el de marché, feria para los chilenos. Aunque las diferencias son inmensas, después que se retiran queda todo impecable, no queda un papel en la calle, nada de cáscaras de choclos, ni cabezas de pescado. Las cosas no son muy baratas, 120 pesos cada huevo, 1.100 cada baguette, entre 1.000 y 2.000 cada kilo de fruta y verdura.
Apenas llegué a Pézénas me puse a conocerlo, las personas muy amables, entendían mi propia fonética del francés, y quien no me pedía que hablara en inglés. Después de recorrerlo varias veces, recordando los consejos de mi madre y apelando a mi memoria de cuando iba con ella a la feria, para realizar la mejor elección. Claro que hay cosas en las cuales ya no tengo vuelta, por ejemplo: me es imposible distinguir un plátano maduro de uno verde, todo gracias a mi bendito daltonismo, como dice una universidad española “lo que natura non da, Salamanca non entrega”.
Cuando entré al mercado me llamaron la atención unos baguettes, -ustedes me entienden-, así que después de mirar con mucha atención los precios de los panes, recordé 1,50 euros. Me decidí a comprar uno, vivo solo. Después de ir y volver varias veces y disfrutarlos me decidí a comprar ahí, a esa hora el precio daba lo mismo. Entonces me fui a comprar uno, mientras me atendía me preguntó de donde era, le respondí: Chile, Chili; me dijo Amerique du Sud, Brazil. Si es por ahí, imagínate un mapa, y le expliqué donde queda. Me contó que su abuela era española y que podía hablar algunas cosas en mi idioma. Así que conversamos en “frañol”, me dijo que algunos días los pasaba en Barcelona, que se iba en auto, y nos pusimos a conversar distendidamente algunos minutos, hasta que le dije que me tenía que ir, ¿para qué? no lo sé, si estoy solo y lo único que hago es caminar. Le pasé cinco euros, y se pagó de uno, le dije que se había equivocado, me dijo que no me preocupara mientras me sonreía, a lo cual asentí con una gran alegría. Á samedi, hasta el sábado. Sí o sí compraré baguette el próximo sábado.

Á samedi.

septiembre 09, 2006

Capitaliste!!

  • Excusez ma curiosité. Qu-est-ce que vous faites dans la vie, déjà ?
  • Disculpe mi curiosidad. ¿A qué se dedica?
  • Je suis coffieur, vous le savez bien. Porquoi?
  • Soy peluquero, usted lo sabe bien. ¿Por qué?
  • Comme ça... Je vous regardais tailler votre haie... Tailler les branches et couper les cheveux, ce n'est pas la même chose !.
  • A ver... Le cortaría su césped... podar y cortar el cabello no es la misma cosa !.
  • Oui, je sais. Le jardinage, ce n'est pas mon fort !
  • Sí, lo sé. El cuidado del jardín, no es mi fuerte !
  • Écoutez, entre voisins. il faut s'entraider. Je vous taille votre haie et vous me coupez les cheveux.
  • Escuche, entre vecinos. Hay que ayudarse. Yo corto su césped y usted me corta el cabello.
  • Vous n'avez rien á perdre, j'ai tout á y gagner. J'accepte votre proposition. Chacun son métier !
  • Usted no tiene nada que perder, y yo todo que ganar. Acepto su proposición. Cada cual con su profesión.
¿Es el dinero la única manera de transar, de negociar? Por qué no organizarnos para que uno pueda enseñar francés a otro que le enseñe a cocinar sushis; alguien que sepa de computación podría necesitar una ayuda en decoración. ¿Por qué únicamente recurrir a la forma más sencilla que es el dinero?. En vez de eso podríamos organizarnos y preferir la cooperación por sobre la competencia. Si prefiriéramos el trueque hasta podríamos conseguir amigos, una red de personas que estén en la misma que uno, que vean en el dinero una manera más de intercambio, pero que es frívola, que no crea lazos, sino que únicamente busca el fin de lucro.

Aristóteles distingue entre la crematística natural, y aquella anti/no natural que persigue el lucro. Pues, según su parecer, el dinero no podía producir dinero, de ahí proviene la condena que hacía el cristianismo a los prestamistas. Y por cierto que la crematística es una cuestión diferente de la economía, administración del oikos (hogar). En consecuencia el dinero no es algo natural, sino que sólo una medida de cambio, una herramienta.

El triunfo del modelo neoliberal en Chile se debió a que bajo la dictadura nos convencieron de que éste era el modelo y que no existía/te otro, pues estos conducirían al abismo. Sin embargo, con ello se rompieron muchas formas de sociabilidad, las cuales siento que poco a poco, y muy lentamente comienzan a renacer. Sin embargo, hay mucho más que hacer, la sociedad civil en Chile es en extremo débil, el nivel de asociatividad debe ser uno de los peores del mundo. Es cuestión de preguntarnos ¿en cuántas asociaciones participamos? una, con suerte; dos es casi un milagro, y si son tres se es un súperhombre.

En la U enseñaba español a los norteamericanos, quienes me ayudaban con la conversación en inglés. Hoy, con un amigo practicamos francés. En la cooperación está la solución, sinergia, dicen los economistas, y yo como furioso ciclista diría que tándem.
¿Quién me corta el pelo, a cambio de una clase de francés?

Un abrazo,
Yo, Claudio.

septiembre 01, 2006

Barney y sus amigos.

Como buen tío y padrino acompaño a mi sobrinita -de dos años y tres meses- a ver dibujos animados, 'little people' y 'Barney y sus amigos', que es el que más le gusta. Lo cual me ha convertido en su asiduo televidente de estos programas.

Es común decir, y así lo es, que Estados Unidos es una nación construída, lugar de convergencia de distintas culturas, las que se mezclan creando un multiculturalismo que le es característico, llegando a ser esa su identidad. Así es posible encontrar los barrios chinos, los latinos en Miami,
las personas afroamericanas, y los WASP -white american saxo protestant-, entre otros. Los que en su conjunto forman la identidad norteamericana.

¿Cómo lograr una convivencia de grupos tan heterogéneos? Las respuestas son muchas, y no pretendo dar una que sea definitiva. Sino que destacar la importancia que tiene la televisión en este proceso y el contraste que podemos hacer con la televisión nacional.


Los niños que acompañan a Barney en sus andanzas son cuatro; uno que podemos clasificar como WASP, otro de ascendencia y/u origen latino, uno con rasgos asiáticos y uno afroamericano. Los niños que ven estos programas -mi sobrinita entre ellos-, hacen propia la diversidad cultural existente en su país. Los cuatro niños actúan y participan de igual a igual, no existe un
primus inter pares, realizan actividades en conjunto, juegan entre ellos. Existe un respeto y no hay mención a las diferencias fenotípicas ni de origen. ¿Qué contraste con nuestro país?.

Es cierto que este proceso en Estados Unidos no fue gratuito, le costo la vida a muchas personas, manifestaciones, protestas exigiendo un trato igualitario, un rol clave fue el desarrollado por Martin Luther King, y otros activistas. También padecieron discriminación, sin embargo, ahora se nota ese cambio.

En el caso nacional no abundan rostros que reflejen la diversidad que es posible encontrar en nuestro país. Sino que por el contrario, quienes aparecen en televisión, los 'rostros' responden a un estereotipo que no es siempre representativo. Está bien, acepto que Chile es un país más homogéneo que Estados Unidos, aqui la población afroamericana no es mucha; tampoco son muchas las personas de ascendencia oriental; sin embargo, tenemos una alta población indígena, mapuches al sur y al norte. Ellos aparecen en televisión, o ¿sólo son importantes para estudiarlos en virtud de sus antepasados?, pareciera que queremos sólo a los indígenas de los museos, no nos preocupamos de los que viven, no los integramos. Sino que todo lo contrario, los marginamos, no sólo dejándolos fuera, sino que relegándolos a trabajos menores, los miramos como personas curiosas. ¿Acaso será necesario implementar una ley, similar a la norteamericana, a través de la cual sea obligatorio que actúen personas indígenas?, ¿será necesario establecer una discriminación positiva asegurando cargos públicos, acceso a la Universidad, beneficios económicos?. Tal vez puede ser una opción válida, justa y necesaria, pues se encuentran en una situación de desigualdad intolerable, e insostenible. Incluso soy partidario de darle al pueblo mapuche grados de autonomía, sin que ello se transforme en un nuevo Estado, ¿por qué no seguir el modelo español de autonomías?.

Un Abrazo.