noviembre 01, 2007

Gandhismo.

Todos conocemos a Gandhi, 1869-1948. Fue el líder de la liberación de la India, cuando ésta pertenecía a Inglaterra. La independencia la consiguió a través no de los medios tradicionales que uno podría suponer, como lo son la guerra, el enfrentamiento armado, sino que por medio de una manera pacífica, utilizó las huelgas de manos caídas, de hambre y otras. Pero no el conflicto armado.

En ese sentido, siempre ha sido proclamado como un ejemplo a seguir, de como conseguir ciertos objetivos sin que ello signifiqué costos que sean vidas humanas. Esa resistencia pacífica, fue su gran logro, la transformación de la guerra.

Hace unas semanas se realizó la Marcha del Orgullo Gay, y la próxima será la Gay Parade. Ellas podrían enmarcarse dentro de esa reistencia pacífica. Si bien no tienen objetivos claros cuando se realizan, imagino que sus organizadores van más allá de la sola idea de salir del clóset a la calle. al menos, cuando he visto los noticiarios no dicen nada al respecto de los proyectos de leyes de discrimanación, Pacto de Unión Civil, y menos de matrimonio o adopción.

Creo, como lo dije en el párrafo anterior, que ambos pueden formar parte de la misma caracterización, resistencia pacífica. Sin embargo, a la segunda le hace falta contenido, claridad en sus objetivos. Si cada una de estas marchas tuviera un lema, presentara un discurso fuerte, y la marcha no sólo sea 'el' acto, sino que el último, el más visible. Pero que además hubiera seminarios, mesas redondas, participación de intelectuales, etc. De seguro, ese objetivo que es el término de la discriminación hacia las minorías sexuales tendría un avance distinto.

Ahí es donde está la diferencia. Por ejemplo con la 'Revolución Pingüina', éstos tenían clarito lo que querían, mejor calidad de la educación, gratuidad de PSU y otras. Y lo dijeron así de clarito, si los movimientos de minorías sexuales fueran así de explícito su discurso calaría hondo, no hace falta que expulsen a dos carabineros. Sino saber lo que se quiere y convocar a ello, y expandir la invitación a todos quienes quieran terminar con la discriminación.

octubre 14, 2007

Wena Naty!

Wena Nay! Ya es una frase que contiene varios significados y forma parte del lenguaje común de los jóvenes. Tiene un trasfondo que podemos llamar sexual por su origen, el video; otro se relaciona con sus consecuencias, y es el que me interesa.

Natalia fue grabada practicando una felación en un lugar público a otro menor de edad, la grabación la hizo otro menor de edad. Como consecuencia de este registro y publicación en internet, Natalia fue expulsada de su establecimiento educacional. Los otros estudiantes, no lo sé.

Como algunos saben, espero que todos, en temas morales soy bastante 'liberal', ya saben que cualquiera hace lo que quiere con su anatomía. Y esto implica una alta protección de la privacidad de cada uno de los integrantes de la sociedad.

Vamos al asunto. ¿Puede el colegio expulsar una persona por algo que hizo en el espacio público? No, el espacio al ser público y el individuo a ser libre, puede hacer todo aquello que deseen con la sola limitante de que esos actos no perjudiquen a otros. Principio del daño nos diría J. Stuart Mill. Ahora, la felación no produce en sí misma ningún daño, sino que iría con atentaría con convenios, acuerdos sobre aceptado en espacios públicos. Acuerdos que en sí son -deben ser- representativos de la sociedad, ya que son votados por leyes. Así, quién debe penalizar el acto de Natalia y sus acompañantes es el poder para ello establecido, es decir, el Poder Judicial. No, el colegio.

¿Por qué el colegio no puede hacerlo? El colegio tiene atribuciones limitadas, así no puede expulsar a un estudiante, profesor o funcionario por actividades ajenas a las encomendadas, o acordadas. El reglamento del colegio al permitir la expulsión de Natalia se adjudica atribuciones para regular de personas en un espacio público. Pero las atribuciones del colegio están restringidas al espacio físico de éste, y al uso de sus instalaciones, ahí es donde el colegio se excede.

Sin embargo, sí puedeexpulsar a un funcionario, estudiante o profesor, si un acto de éste en el espacio público afecta de manera grave, poniendo en riesgo a otras personas. Así si uno de éstos es encontrado culpable de delitos, aunque en ese caso sería castigado, previamente, por los tribunales.

Por último, el colegio más que recurrir a una medida abusiva, debería haberse abocado a enfrentar el problema, ya sea con orientadores, conversar con la familia de los involucrados, etcétera. El Estado, más que guardar silencio, tuvo que haber actuado y criticar el exceso cometido por el colegio, que no hace, sino que transgredir un espacio un poder monopólico que posee en el espacio público. La prensa, más que destacar lo farandulesco que pudo tener este hecho, debió haber ido más allá y ver el problema en su conjunto.

Yo, Claudio.

octubre 09, 2007

Ser pobre.

Hace un tiempo estamos hablando de pobreza y todo lo relacionado. Tenemos el Consejo de Equidad, una discusión sobre el sueldo ético, otra sobre la desigual distribución de la riqueza y la disminución de pobres.

Me pregunto, o más bien, no creo que la pobreza sea sólo económica. La pobreza no es sólo quienes reciben menos de dos canastas mensuales, o menos de una mensual. Está bien, ese es un parámetro, el cual creo válido, objetivo. Sin embargo, cuando vemos que los índices caen, debemos ir más allá, ver la pobreza como una situación que tiene como uno de sus elementos los ingresos, pero también es 'sociocultural'.

Quiero decir 'socio-cultural' cuando existe una restricción en otros accesos, así por ejemplo: en cosas tan básicas como conocer el centro histórico de la ciudad, salir de un espacio restringido y restrictivo como lo puede ser el barrio. Ir a museos o teatros, no puede ser que hoy, cuando estamos a poco tiempo del Bicentenario, muchos de los escolares no hayan ido a un teatro, a una sala de cine.

Asimismo, también es una cuestión de expectativas, no puede ser que hoy muchos crean fehacientemente que se nace pobre y se muere pobre. No son sólo los niños, sino que también sus padres quienes le dicen: 'para qué vas a estudiar, si igual vas a seguir siendo pobre'.

El fin de semana leí una entrevista a Muhamud Yunus sostuvo que: a veces a las personas le pasa lo mismo que a los bonsái, es decir, si son plantadas en grandes maceteros crecerán más que en aquellos que lo hacen en pequeños maceteros. Si entendemos el macetero como el espacio y las oportunidades, Chile sigue siendo pobre, y ese 13 por ciento no es real. Es positivo, pero hay que dar un paso más allá y exigirnos aún más.

Por último, dejar de hablar de pobres, y comenzar por personas en situación en situación de pobreza. Uno es ontológico, el último temporal y local.

Yo, Claudio.

julio 03, 2007

Lo lei en: "Le Monde".

Las revoluciones de la homoparentalidad.

Un día los historiadores dirán, sin duda, que la homoparentalidad nació en Europa Occidental y América del Norte a fines del siglo XX. “Comparé los sistemas de paternidad existentes en 186 sociedades de todos los continentes, y no encontré en ninguna parte familias homoparentales”. Destacaba el antropólogo Maurice Godelier durante un debate científico y político organizado el sábado 3 de febrero por la Asociación de Padres Gays y Lesbianas (APGL).

“La homoparentalidad es una novedad histórica que está unida a dos transformaciones fundamentales de la cultura occidental: el hecho que, desde el siglo XIX, el niño está cargado de nuevos valores que cambiaron profundamente el deseo de tener hijos por parte de mujeres y hombres; y el hecho que en el dominio científico, la homosexualidad no es más considerada como una patología por la medicina, ni como una perversión por la psicología”.

La homoparentalidad es una nueva idea, pero las ciencias sociales se han puesto al día rápidamente: Francia, que no contaba más que con una investigación sobre el tema en 1997, hoy cuenta con una rica bibliografía que incluye 300 investigaciones en derecho, sociología, psicología o antropología. Signo de los tiempos: el término ‘homoparentalidad’ fue creado en 1997 por la APGL, ingresó a Le Robert en 2001. “Algunas políticas se sostienen en la falta de distancia y la ausencia de trabajos para rechazar estas nuevas familias, destaca Martine Gross, presidenta de Honor de la APGL. Con más de 1000 publicaciones en el mundo, este argumento no se sostiene”.

El futuro de los niños criados en familias homoparentales, lo cual constituye una de las interrogantes centrales del debate, no es verdaderamente desconocido. Durante el debate organizado en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales, Olivier Vécho, maestro de conferencias en psicología de la Universidad Paris X, analizó las 44 investigaciones realizadas en el mundo sobre el tema.

Una mitad fue realizada en Europa, la otra en los Estados Unidos o Canadá “Las conclusiones de estos trabajos están lejos de ser alarmistas, destacó Olivier Vécho, quien dirigió una tesis sobre el desarrollo socio-afectivo de estos niños. Ellos no son mejores ni menos buenos que los otros.

La mayor parte del tiempo, estos estudios han sido conducidos al lado de los ninos, pero algunos conciernen igualmente a los adolescentes, ver adultos.

Ellos muestran que estos ninos no llegan a ser con más frecuencia homosexuales que los otros, que su identidad sexual es tan sólida como la de los otros y que su comportamiento sexual – tienen amigos o amigas? Escogen juegos asociados a lo masculino o a lo femenino?- son parecidos a los otros.

En Europa como en América del Norte, la homoparentalidad ha sido preparada por otras revoluciones familiares. La primera concierne evidentemente a la disociación entre la sexualidad y la procreación: gracias a la legalización de la contracepción y el aborto, las parejas pueden desde fuera vivir su sexualidad sin temer a la procreación.

Pero desde el nacimiento del primer bebé en probeta, en 1982, los fabulosos progresos de la medicina reproductiva abrió la vía a otro cambio: con la procreación médicamente asistida (PMA), la medicina puede, hoy, ‘frabricar’ bebés con la ausencia del acto sexual, ver convertidos en padres a hombres y mujeres que no tienen ningún lazo genético con los niños.

Ese es el caso, por ejemplo, de padres cuyos hijos vinieron al mundo gracias a una inseminación artificial con un donante o de madres que se beneficiaron de ovocitos donados por una fecundación en vitro.

En estas familias, las cartas tradicionales de la filiación están parcialmente rebatidas: de un punto de vista biológico, estos hijos están –en parte- en la situación de hijos adoptados, ya que no son herederos del patrimonio biológico de sus dos padres, pero desde un punto de vista jurídico, afectivo y social, ellos son iguales a los otros niños, ya que ellos han fueron traídos al mundo por una pareja que los deseaba y esperaba.

Con el PMA, la filiación biológica, afectiva, social y jurídica no coinciden entre ellos.

El triángulo tradicional roto.

La segunda revolución concierne a los modelos familiares. Desde la década de 1970, el matrimonio no es más que el paso obligado a la constitución de una familia, y las familias recompuestas 1,6 millones de niños- dieron nacimiento a nuevas constelaciones parentales: la sociedad francesa aprende poco a poco a vivir con suegros y suegras, de los demi o casi hermanos o hermanos. Para los sociólogos, es la entrada en la era de la pluriparentalidad.

“Así se observa una disociación entre la sexualidad y la procreación, entre la alianza y la filiación, entre la paternidad biológica y la paternidad social”. Resume Martha Mailfert, doctorando en sociología en el Instituto de Estudios Políticos de Paris.

Las parejas homosexuales han empujado la reunión de estas lógicas hasta el objetivo. Habiendo recorrido desde la inseminación artificial con donantes realizados en Bélgica y en los Países Bajos, tentados por la aventura –ilegal en Francia- de madres portadoras en el extranjero, instaurando “coparentalidad” entre una pareja de hombres y una pareja de mujeres, los homosexuales inventan, día tras día, las formas de parentalidad que apoyan todas cuestiones del estatus de “coparentales”: que lugar acuerdan un hombre que no tiene ningun lazo genetico con un nino, pero que el ha criado al lado de su padre biologico o juridico?.

Si la homoparentalidad suscita, aunque el tema es mas raramente abordado, porque es la prolongación de los debates suscitados por el PMA y la pluriparentalidad nos invitan a reflexionar sobre las nuevas concepciones de filiación.

Podemos imaginar un sistema en el seno del cual los padres no consideraran más que los genitales? Se pregunta Martha Mailfert. Puede avizorarse la existencia de más de dos padres? Como reconocer los vínculos jurídicos y sociales entre un niño y sus padres que no están unidos por la sangre? En un mundo donde las reglas tradicionales de la filiación han sido profundamente cambiadas, que lugar tiene en lo biologico, lo social lo afectivo y lo juridico?.

Yo, Claudio

junio 14, 2007

Coming out

No entiendo esa curiosidad -morbosa- por conocer los secretos mas intimos de los otros. Como si no tuvieran suficiente con los suyos, o sera que no tienen la capacidad de detenerse y reflexionar -palabra en extremo superior para estos- sobre su vida, que recurren a la de otros. O en ultimo caso, no son lo suficientemente creativos, por no decir unos aburridos sexuales -que pena por sus parejas- que buscan algo interesante en la de otros.

Ahora es posible entender la violacion a la privacidad de Cecilia Bolocco. Pero tambien hay mas, nunca he entendido ese sacar del closet a los otros. Ese rumorear sobre con quien se acuesta su supuesto amigo?. Pero tambien en la farandula, de decir que tal o cual actor es gay o lesbiana, es relevante?. Por que ese asombro?. Es que aun piensan que son objeto de estudio? es decir, enfermos. No, no es asi.

Pero lo peor es cuando son los mismos homosexuales quienes juegan a eso, a sacar del closet a otros. Los mismos que han sido discriminados, pasan a ser discriminadores. Pareciera que hay mas estupidez que oxigeno en este mundo.

A fin de cuentas, cada cual hace lo que le plazca con su anatomia.

Un abrazo,
Claudio.

mayo 03, 2007

Merd!! C'est plein d'espagnols ici.

El fin de semana recién pasado una amiga me invitó a Carcassonne, una pequeña ciudad en el sur de Francia. Es una cité medieval con una historia increíble, debe su nombre a Mme. Carca, quien ante un ataque la defendió con una fuerza increíble, levantando la moral de un pueblo que creía la batalla perdida.

Pero la historia es otra. Cuando salíamos, me dijo como es la canción que ayer me mostraste. Le pregunté que cuàl versión prefería. Me respondió, y yo confiado en que estaba en Francia y que podía cantar libremente en español, pero cuando empecé un español se dio vuelta y me miró, ante lo cual sólo atiné a decir: Merd! C'est plein des espagnols ici!.

Les dejo los videos, adivine cual de las dos versiones fue la que canté.





Un abrazo,
Yo, Claudio

marzo 29, 2007

El que avisa no es maricón....

- Matías me tengo que ir, y es bueno que preparemos el cierre.
- Si, pero para eso necesitamos tiempo. Tienes que ver que te vas a llevar a Francia.
- Si, lo sé.

Fueron alrededor de tres años, en los cuales aprendí mucho, y crecí, quizás sin darme cuenta. Y es acá, en Francia donde siento que ese tiempo fue increíble, fue un crecimiento importante.

- Y qué harás cuando no esté?
- Bueno, he aprendido a recurrir a mí, a mis herramientas para sobrellevar momentos ingratos.

Ambas respuestas eran algo así como las que debía dar, no cabían otras, siempre quise demostrar, -inocentemente- que podía estar bien, que sabía las cosas que tenía que hacer. Que de alguna manera era autónomo.

Pero, no es así. A ratos me bajoneo, no por cosas que me pasen aquí, que reciba algún maltrato o algo así. Sino que por lo que traje desde Chile. Especialmente esos lazos que para mi son importantes, pero no he sentido que hayan sido recíprocos. Siento que yo los traje, pero ellos me dejaron ir, pareciera que ellos dicen: Yo, Claudio se fue; y yo quiero tenerlos todavía aquí conmigo. Quizás soy algo aprehensivo como mi madre, pero creo que no soy el único responsable, no creo haberme creado ilusiones, hubo palabras, hubo tantas cosas, tantas promesas de por medio.

Los recuerdo día a día, esos momentos que vivimos han sido tan importantes, cuando los recuerdo sonrío. Pero también me quedo con un dejo de pena. Pena porque ya no están, no han respondido mis e-mails, ni cartas. Cuando los llamaba decían… Ah justo iba a escribirte, me estaba acordando de ti… y esas cosas, que para mi ya no son más que excusas. Si tanto se acordaban, por qué no escribieron un e-mail preguntándome ¿Cómo estoy?... porque sólo se acordaron de mi para pedirme que les enviara algo desde Europa. A la mierda, cuando estaba en España me acordé de lo que me pidieron, pero de adrede no lo compré. Siempre estoy/aba para sus problemas y necesidades; pero ahora que te necesitaba/o no estás.

Quizás es tiempo de pensar como aquellos, y decir: están allá y yo acá. Es doloroso, triste, pero es sano. Como me dijo un amigo acá, “Puta Yo, Claudio que teni mal ojo”. Es cierto, pero no sólo para el amor, a ratos pienso que también en las amistades. Es duro, pero es necesario cortar lazos que no son saludables para uno; aunque gracias y por Dios que hubo momentos que fueron increíbles.

Yo, Claudio.

marzo 24, 2007

Lagos y Mitterrand.

Uno de los presidentes más importantes que ha tenido Francia fue François Mitterrand, aquel que llegó a la presidencia después de algunos intentos, a quien la derecha y los empresarios le temían. Tanto así que en 1981 cuando asumió la presidencia el franco se desvaloró de manera importante. Era un socialista en el poder, después de Charles de Gaulle, Valèry Giscard d’Estaing, Georges Pompidou. Pero junto con terminar con los temores, en 1988 fue reelegido y celebró con gran pomposidad el bicentenario de la Revolución Francesa, construyó la pirámide frente al Louvre, la Biblioteca Nacional –hoy Biblioteca François Mitterrand-, una nueva línea de Metro, entre otras. Murió en 1996, el año pasado se podían leer sus citas con el siquiatra y se publicaron algunas biografías.

Ricardo Lagos es quizás uno de los presidentes más importantes del siglo XX y de seguro de la segunda mitad de ese siglo, por cierto no hay muchos entre quienes elegir. La derecha temía, el empresariado solapadamente amenaza con no realizar nuevas inversiones. Su primer año en el gobierno vivió una crisis económica. Fue antecedido por democratacristianos, quienes llevaron una política de consensos con la derecha, dictatorial. Hacia 2005 se dijo que tenía que modificarse la Constitución para permitir se reelección segura, no se hizo –lo habrá querido?-. Uno de sus lemas de campaña fue celebrar y preparar en grande el bicentenario de la Independencia, en 2010. Para ello mandó construir una Biblioteca en la capital, a la cual llamó Santiago; a falta de pirámide hizo construir una sala de exposiciones al frente del Palacio de Gobierno, inauguró líneas de metro e inició la construcción de otras, y prometió una reforma en el sistema de transportes.

François Mitterrand, hoy es mirado con recelo, muchos dicen cabizbajos que votaron por él, para luego continuar diciendo que era un mentiroso, que manejaba a la opinión pública, que se juntaba con la derecha en privado, mientras que en público la criticaba, lo único que no se dice es que fue un ladrón.

Ricardo Lagos hoy es uno de los culpables del Transantiago, se le acusa de muchos problemas que están dando a conocer hoy. Se dice que su gobierno sólo fue imagen, que sólo fue discursivo, que casi fue un gobierno exitoso en los medios de comunicación. Se ha dicho de todo, salvo que es un ladrón.

Era sabido que Lagos siente / sentía una gran admiración por Mitterrand, quizás se sentía identificado con él, y por ello quiso emularlo en su gobierno, los ejemplos están a la vista. Sin embargo, creo que vio los éxitos de Mitterrand, pero olvidó que acá –en Francia- existían los septenios y la reelección perpetua, y que Francia tiene más recursos que Chile. Pero por sobre todo pecó de algo que ya advertían los griegos: de soberbia y falta de moderación, ese afán un tanto megalómano que tanto lo caracterizó, "el gobierno soy yo". El problema radicó en la prolijidad de su trabajo, olvidó que las obras de Miterrand son de gran calidad, pero Lagos no quería ser menos, pero finalmente lo fue. Fue esa copia (in)feliz de la Francia.

Un abrazo,
Yo, Claudio.

marzo 21, 2007

Ultima vez?...

Me había prometido no volver a hablar sobre este tema. Pero a veces me ‘traiciona la razón y me domina el corazón, no sé luchar contra el amor’… sí tengo algo de Melancolía, me gusta, me río y mis amigos saben que con ella webeo mucho, pero parafraseando a alguien ‘webea, webea que algo queda’.

La cosa es que mientras estaba en Toledo, por el 12 de febrero, en una tienda enfrente de la Catedral pasaban una canción por la radio. No sé porque, casualidades de la vida, no? Era Mecano, ‘Me cuesta tanto olvidarte’, fue raro, en ese momento miré la fecha, dije ahhh… eres tú… no sabía cuanto tiempo había pasado… me lo recordaste… Fue raro cuando me lo dijiste, pensé que ya lo habías olvidado, como también cuando me preguntaste por qué no había escrito en el blog… es que lo lees?

No quería traerte, quería que te quedaras allá, pero ya sabes mis amigos franceses tampoco te quieren. Lo sabes, siempre me lo dices, quizás con un tono irónico, y hasta disfrutándolo. Te gusta estar presente.

Ayer conversaba con alguien y me preguntaba qué es lo que siento por ti… uff… es difícil. Creo que ya lo sabes, creo que te quiero,… pero también creo que no quiero quererte.

Un Abrazo,
Yo, Claudio.

marzo 03, 2007

Frase.

Hace un buen tiempo alguien me dijo la siguiente frase, cacofónica, por cierto. La cual recién hoy publico, ya que me dejó pensando un buen tiempo, bueno hasta ahora, ya que puede tener mùltiples lecturas. O al menos eso supongo.

Me gustaría que me gustaras, pero no me gustas...
Yo, claramente después de oírla entendí que no había nada que hacer, pero...
Ahora quien lo desee puede agregar las suyas.
Un abrazo,
Yo, Claudio.
PD: Después de varios intentos, al fin soy punto com.

marzo 01, 2007

Efecto centrífugo/peto

Recuerdo que cuando leí a Arturo Valenzuela, éste sostenía que una de las causas de la crisis de 1973 se debió a un efecto centrífugo del sistema de partidos. Es decir, hubo una polarización de los partidos políticos, ahí estaba el Partido Socialista que sostenía el "avanzar sin transar" y la derecha junto a la DC que se rechazaban cualquier negociación con Allende. Quien tanto se jactaba de su muñeca política, la cual cuando la necesitó no existió. Es bueno decir que esta tesis fue discutida por Timothy Scully, para quien le interese.

El punto està relacionado con eso. Percibo, algo obvio, la derecha està desorientada y busca su destino a través del ensayo/error. Y los conejillos de india son los chilenos. Durante el gobierno de Lagos se forjaron los famosos acuerdos Longueira-Insulza, que en su esencia persiguieron una solución de Estado. Y Por consiguiente hubo un efecto centrípeto, es decir, los partidos políticos se disputaron el centro o al menos se acercaron a él.

Hoy por el contrario, sin ser machista, la derecha està en posición de negar cuanto pueda a la Concertación. Dónde estuvo el acuerdo por los (nuevos) escàndalos de corrupción?. Sin ser majadero, y menos con el afàn de defender a la Concertación, pienso que la derecha insiste en el camino equivocado, ser oposición obstructiva y escasamente cooperativa del gobierno. Siento que debería adelantarse, ser propositiva, discutir con el gobierno, pero a partir de algo concreto, algo que sea atractivo. Y no generar un efecto centrífugo en los partidos políticos, el cual por cierto es innecesario y fuera de tiempo.

Es de esperar que se genere un cambio, y que volvamos a una política centrípeta, que es lo sano. Si bien el espíritu de la política de los consensos o acuerdo de los 90 ya no existe, pasemos a una política de la discusión cívica y propositiva. El cual la derecha demuestre que es capz de ser gobierno siendo una oposición responsable con el bien común. Pues como dijo alguien, la derecha cree y està convencida de que serà oposición vitalicia.

Un abrazo,
Yo, Claudio.

febrero 19, 2007

Yo Claudio Terminal.




Dia 1:
La cosa es que perdi el vuelo a Francia, por lo cual debo quedarme, dos teletones en el aeropuerto, es decir, 72 horas de espera, ojala salga algo de amor.

20.30 Llego al aeropuerto y me dicen que el vuelo esta cerrado, obvio, si llegue a las 20.26 y el vuelo era a las 20.30, nunca tan barsa, y que proceda a la compra de un nuevo pasaje, que por suerte no estaba tan caro.

22.30 Comienzo a hacer tuto, o al menos eso es lo que intento. Despues de acomodarme como puedo, consigo descansar algo.

06.30 Despierto con un poco de frio, esperando que amanezca en Porto, Portugal.
No se porque, pero la noche no estuvo tan helada como el dia, que por Dios que esta helado. Y eso que, lamentablemente, dormi solo.

09.00 Mi desayuno es un cafe con un sandwich de salame.

09.54 Recuento de mis 72 horas de espera. Aunque cuando llegue a Marseille debere esperar unas 7 horas que parta el bus...

Se aceptan consejos de como no aburrirse tres dias en un aeropuerto...

Mi vida es un vuelo... jajaja...

febrero 05, 2007

Justo Medio.

Cuando estaba en Chile trabajaba con Aristóteles, o sea, no con él, pero con su obra, y una de las cosas que recuerdo es el “justo medio”. Éste consiste en actuar entre una carencia y un exceso; así: comer en abundancia no es bueno, ya que nos puede producir obesidad; y tampoco podemos comer escasamente, puesto que eso nos produciría una anemia. Por lo tanto el actuar correcto seria comer lo necesario.

Ahora, ¿por qué traigo a colación al Estagirita a mi bitácora? Lo hago con la peregrina idea de que me de una respuesta, o al menos me ayude a encontrarla en el amor. ¿Qué me diría Aristóteles si viera mi actuar?, que por cierto es tímido cuando conozco a alguien que me atrae, y me parece interesante, debido a que me bato entre extremos. Me explico: ¿lo llamo e invito a tomar o comer algo? Si lo hago, me conduzco inexorablemente al extremo de la velocidad, la prontitud, y me dejaría llevar por un impulso. O sea, actuaría con mi parte animal más que aquélla que nos diferencia de éstos, la racional.

Entonces, como un péndulo o un maniqueísta, paso al otro extremo, es decir, dejar que las cosas se den solas, tal como las manzanas caen, el amor debiera crecer. Pero eso puede permitir que esa manzana sea tomada por una mano distinta a la mía, se entiende, antes de que me toque. Es decir, la manzana sería consumida por otro, por no decir, que otro se la comió.

La solución que me daría el filósofo sería tienes que actuar entre esos extremos. Pero ¿cómo doy en el justo medio?, apuntando bien. Sin embargo, si no nos es posible conocer con antelación el punto donde acertar, es decir, el justo medio. ¿Cómo podríamos dar en él? No lo sé. ¿Cuál es el justo medio?

Un abrazo;
Yo, Claudio.

enero 18, 2007

Apología por la Historia.

No es que quiera responder a la pregunta para que sirve la Historia como lo pretendió hacer Marc Bloch. Sino que mi objetivo es otro, y sólo me aprovecho de su titulo.

Es cierto que nuevamente estoy un poco desfasado con el acontecer político de Chile, pero después de un tiempo de Pinochetmanía, en el cual se escribió bastante sobre el tema. Creo que la conclusión màs o menos puede ser: que serà la Historia quien lo juzagarà, y que significa el término de una época. Las dos ideas me parecen erróneas, primero son los tribunales de “justicia” los llamados a emitir juicios, y no los historiadores. No es sino esa la función para la cual fueron creados, y fue por ello que cedimos parte de nuestro poder. Ahora si lo cumplieron o no, es otro punto. Sin embargo, tampoco mi frase es cierta a cabalidad, pues, el lenguaje que utilizan los historiadores en si es un juicio, las palabras no son agentes vacuos, sino que tienen una carga valórica, es decir, desde el momento en que se decide utilizar una palabra por sobre otra, se esta emitiendo un juicio. Pero este juicio debe ser lo mas verosímil posible, y cuando digo verosímil lo pienso en su sentido griego, es decir, que sea un símil a la verdad, no es la verdad. Verdad que por cierto es el pasado. Así, los historiadores no son jueces, sino que algo así como interpretes de un pasado.

También es cierto que los historiadores escriben, no todos, en tercera persona, es decir, usando el nosotros, como si el lector hubiese escrito con él el libro o articulo. O quizàs por querer hacerlo responsable de sus escritos; o sea por esa grandilocuencia o megalomanía de la cual padecen muchos historiadores, quienes creen a ciencia cierta eso de que hay que conocer la historia. O también, peregrinamente, repiten esa verdadera barbaridad de que hay que conocer el pasado para no cometer los errores, lo cual no es sino una muestra de un desconocimiento histórico. La Historia no es sino un placer intelectual, como lo decía Julio Retamal Favereau. Sólo los historiadores se leen a si mismos.

Afirmar que la muerte de Pinochet es el término de algo es una exageración, y que por cierto demuestra un escaso conocimiento histórico y del desarrollo de los procesos. Recuerdo que cuando estudiaba en el colegio, mi profesor nos preguntó: ¿ustedes creen que el 17 de septiembre de 1810 todos eran realistas y al día siguiente todos patriotas?. Quizàs la pregunta sea extremista, sin embargo, es útil para expresar que los procesos históricos no son inmediatos, sino que, como lo planteó la escuela de los Annales, hay procesos de corta, mediana y larga duracion. Es decir, unos seràn como las olas, otros como las mareas, y otros como los movimientos en el fondo marino. Y creo que Pinochet està en esa última capa, su muerte, como se ha visto hasta hoy no ha significado ningún cambio importante, entonces, es vàlido preguntarse ¿de qué término de época me estàn hablando?.

Nos guste o no la Constitución sigue manteniendo el espiritu que Pinochet quiso plasmarle, el modelo económico no es sino el que resguarda esa misma Constitución, y así con otros elementos. Por último tampoco es justo decir que el Chile de hoy es el Chile de Pinochet, pues éste estuvo la misma cantidad de años que lleva la Concertación, por lo tanto ésta podría haber realizado una transformación de la misma gravitación que la que se gestó durante la dictadura. Quizàs el Chile actual responde a un contexto histórico global, como lo afirma Fermandois, de alguna manera en Chile la Guerra Fría terminó antes que en el mundo, y el modelo político, democràtico; y económico, no sean sino reflejo de un proceso global. Y Pinochet como la Concertación se suman a este proceso, el primero imponiéndolo y la segunda afinàndolo, imprimiéndole un carácter quizàs menos liberal. Que en el fondo es lo que heredamos y continuaremos heredando de Pinochet.

Un abrazo,
Yo, Claudio.
.