noviembre 03, 2009

Abandono.


Es duro el abandono, sobre todo cuando estás convencido que diste todo cuanto pudiste. Ahí sólo queda prguntarse ¿por qué?
Pero se aprende de él.